DECKS DE MADERA PARA PISCINAS

Llega el verano y empezamos a pensar en la pileta y como todos los años surge la idea: ” y se le ponemos un deck de madera?”. A continuación algunos Tips a tener en cuenta.

Cuando uno se propone construir un espacio alrededor de la piscina, resulta conveniente evaluar varios aspectos: utilidad, estética, costos, practicidad de construcción y mantenimiento. Básicamente, podemos encontrar en el Mercado, distintos tipos de soluciones: Baldosones Atérmicos, Decks de Madera, Deck de Materiales Sintéticos, Materiales Cementicios o Revestimientos de Piedra Natural. Cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas, que iremos analizando en distintas publicaciones.

Pero en este caso nos dedicaremos a analizar las particularidades, virtudes y deficiencias que presenta la opción de construir un deck de madera para complementar el espacio de uso que acompaña a la piscina.

Su principal virtud es, sin duda: la estética.

En efecto, no habrá ningún otro material que aporte la belleza y calidez que representa construir un deck de madera.

Por eso es que tanto se esfuerzan en imitarla.

Con materiales sintéticos, semi-sintéticos, atérmicos, cerámicos o cementicios, se hacen enormes esfuerzos para lograr el mayor parecido posible a la madera.

Con los años y avances tecnológicos, se han obtenido distintos resultados, pero sin alcanzar, hasta ahora, un resultado ideal

Su principal "defecto" se lo suele vincular al mantenimiento.

Sin embargo, si estamos pensando en construir un deck de madera, lo primero que hay que tener en claro, es el presupuesto que tenemos disponible para construirlo, el tiempo que queremos que dure y la estética que queremos conservar.

Por ejemplo: si nuestro presupuesto es escaso, olvidemos la durabilidad y pensemos que para prolongar su aspecto y vida útil, efectivamente tendremos que ofrecerle una atención permanente.

Si disponemos de un presupuesto algo más amplio y podemos construir un deck de madera dura, tendremos gran parte del problema solucionado, porque estas maderas no requieren de protección especial para exponerlas a la intemperie y pueden sobrevivir muchísimos más años.

Sólo requieren de mantenimiento estético, que estará sujeto a nuestro gusto particular.

Pensemos en los grandes decks de madera en espacios públicos que tanto nos gustan, como por ejemplo costaneras, muelles del puerto o grandes dársenas y nos daremos cuenta que NO están barnizados, laqueados o protegidos de ninguna manera.

Es cada vez más usual, disfrutarlos así: con su color “naturalmente envejecido”.

Con respecto a la durabilidad, podemos ver en los siguientes Links, los informes que el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) ha realizado sobre maderas.

Vemos entre, otras cosas, que por ejemplo al Pino o al Eucalipus Saligna lo cataloga como “Muy poco durable” y “cuya durabilidad natural al exterior enterrada en el suelo se estima menor a 5 años”.

En cambio el Lapacho es “Muy durable” y “cuya durabilidad natural al exterior y enterrada se estima mayor a 30 años”.

Ver Informe de Eucaliptus AQUÍ

Ver Informe de Lapacho AQUI

Como vemos la durabilidad está en una relación de 6 a 1 a favor del Lapacho, sin embargo en la relación de precios, un deck de madera de Lapacho debe costar apenas entre dos o como mucho tres veces más que uno de Pino o Eucaliptus.

Hablando de precios, seguramente la escala de valores desde lo más económico a lo más costoso que podemos encontrar en el mercado puede presentar el siguiente orden creciente:

Material Cementicio

Material Cerámico

Deck de Madera Blanda

Revestimientos de Piedra Natural (por ejemplo: Lajas)

Deck de Madera Dura

Materiales Sintéticos o Semi-Sintéticos

Material Atérmico.

Otro aspecto a favor del deck de madera, es que al igual que en el tema costos, se presenta como una solución intermedia frente a la Conductividad de Calor que presentan otros materiales.

En efecto, los Materiales Cementicios o Revestimientos de Piedra Natural, elevan su temperatura a niveles poco soportables, de ahí la típica expresión, sobre todo de los chicos: “el piso quema”.

Esta situación se ve algo atenuada en los Decks de Materiales Sintéticos y bastantemente más atenuada en el caso de los Decks de Madera natural.

Siendo los más eficientes en ese aspecto los Revestimientos de Material Atérmico.

Un Deck de Madera estará aproximadamente (dependiendo del tipo de madera) entre un 15% y un 20% más frío que un Material Cementicio o Revestimiento de Piedra Natural y entre un 10% y un 15% más caliente que un piso de Material Atérmico.

Con todos estos datos, tenemos mucho para pensar, hacer cuentas y analizar.

Pero también hay que animarse a imaginar...

Si desea más información o asesoramiento personalizado, no dude en visitarnos haciendo click AQUI o llamarnos ya al 11-5133-9668

Podemos ayudarlo a concretar sus sueños...

Entradas destacadas
Entradas recientes