MANTENIMIENTO DE PISOS DECKS DE MADERA

19-Jan-2020

En esta nota, trataremos de aclarar algunas dudas habituales con respecto al Mantenimiento que se le debe prodigar a un piso deck de madera.

Los invitamos a leerla con atención especial. 

 

Este tema en particular es ciertamente complejo de explicar, pero trataremos de ir exponiendo algunos conceptos claves para su comprensión.

Inicialmente, hay que tener en claro que como todo material orgánico, la madera sufre degradación y cambios a través del tiempo y mucho más cuando está instalada a la intemperie.

Para la construcción de un piso deck de madera podemos utilizar dos tipos diferentes de especies:

 

Maderas Blandas como pino Insigne, pino impregnado, pino Paraná, Saligna y Eucaliptus en cualquiera de sus variantes, Rosado, Blanco, Grandis.

Todas estas especies son maderas económicas, de corta vida útil y muy fácil colocación y que exigen de un mantenimiento intenso para prolongar en algo su durabilidad.

 

Maderas Duras: como Lapacho, Ébano, Incienso, Grapia, Mora, Red Gum Amazónico, Guayubira.

Estas especies presentan características particulares de durabilidad y belleza, son más difíciles de instalar debido a su dureza y NO necesitan de protección especial para estar expuestas a la intemperie.

 

Por eso se recomienda la utilización de maderas duras y de alta densidad para la construcción de pisos decks.

Caso contrario, en poco tiempo, los resultados pueden ser los que se ilustran a continuación: 

 


Más allá de nuestra larga experiencia en la colocación de decks de madera, apoyamos nuestro criterio en los Informes Técnicos que realiza el INTI (Instituto nacional de Tecnología Industrial) para las distintas especies de madera en general y para las maderas que nosotros trabajamos en particular.

Por ese motivo, cuando enviamos nuestras cotizaciones, lo hacemos con un link inmediato al Informe Técnico de cada una de las maderas presupuestadas.

En general el INTI, tiene un párrafo aparte para la “durabilidad” de la madera, como por ejemplo:

“Es una madera cuya durabilidad natural al exterior y en contacto con el suelo se estima superior a los 30 años”.

Pero también es importante observar que para algunas maderas que considera naturalmente “poco durables” al estar enterradas en el suelo (de 5 a 10 años) o medianamente durables (de 10 a 20 años), modifica su condición y establece que en el caso de estar “A la intemperie pero sin estar en contacto con el suelo es durable”.

Por eso, para el caso específico de la estructura de soporte del deck, también resulta imprescindible utilizar maderas duras, a pesar de lo cual es importantísimo tomar dos precauciones particulares:

 

  • Separarlas del piso, utilizando algún adhesivo monocomponente, poliuretánico de gran calidad que garantice excelentes prestaciones.

  • Embrear todas las piezas utilizadas, como medida adicional de protección.

 

Por otra parte, para el caso de las especies habitualmente utilizadas para la realización de la estructura, hay una relación directa entre el precio y la durabilidad de la madera.

Por ejemplo: el Anchico dura aproximadamente el doble que la Rostrata y ésta aproximadamente el doble que la Guayubira.

 

Con respecto a la madera de cubierta del deck, el criterio es similar, a mayor precio, mayor durabilidad.

Por eso, a diferencia de lo que puede suceder en la elección de madera para pisos o muebles de interiores, recomendamos que la opción de la madera para el piso deck se haga fundamentalmente en función de la durabilidad y no de su aspecto.

Para personalizar el aspecto del deck al gusto de cada persona, la madera puede ser “teñida”, pudiendo obtener diferentes tonos para una misma especie.

Esto puede observarse en la siguiente imagen: todos son decks construidos en Lapacho pero han sido tonalizados de acuerdo al gusto del usuario.

 

 

 

 

 

Como todas estas maderas son consideradas duras y de alta densidad, aunque en diferentes grados, son mayormente impenetrables o poco penetrables por lacas, barnices, lasures o fluidos de impregnación, por lo que mayormente son “Inimpregnables”.

Por lo que no hay un medio eficiente para prolongar su vida útil de manera significativa y tampoco resulta necesario, dada su durabilidad natural.

Por lo tanto la mayor necesidad de mantenimiento se presenta para preservar su aspecto y no su durabilidad.

Cuando uno decide contar con un deck de madera, tiene que saber que las dos mejores opciones estéticas para su mantenimiento son:

Dejar que tome su color natural, a lo que se denomina vulgarmente “color naturalmente envejecido” o renovar el material que se haya elegido para recubrirlo cada vez que va perdiendo su aspecto inicial.

La periodicidad de ese mantenimiento dependerá exclusivamente de la calidad del producto utilizado y de la pericia con que se haya aplicado.

Lo que no se recomienda como opción válida (aunque sea la adoptada en la mayoría de los casos), es dejar que el recubrimiento envejezca a tal punto que la madera empiece a perder su color y luego tratar de recuperar su tonalidad original.

Una vez llegado a este punto, solo queda pulir el piso deck íntegramente para recuperar su color natural y recién después volver a recubrirlo.

Tarea ardua y muy costosa.

Finalmente, a pesar de lo que se cree, es más sencillo mantener estéticamente un deck de madera que un deck sintético o “ecológico” debido a que cuando estos pierden el color, no se ha formulado aún un producto de fácil aplicación y que devuelva su aspecto original, ya que también pierden su textura.

Un mantenimiento apropiado de un deck de madera puede lograrse, por ejemplo, utilizando lacas de base acuosa con alta protección de rayos Ultra Violeta, que pueda ser aplicada sin lijar y que ofrezca una durabilidad mayor a tres años.

 

 

 

Si desea más información visítenos haciendo click AQUI.

O llámenos ya al 15-5133-9668

Podemos ayudarlo a concretar sus sueños…

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

PÉRGOLAS DE LAPACHO EN LA PROVIDENCIA RESORT & COUNTRY CLUB

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

© 2018 SPAZIO - Arquitectura en Madera